Una fábrica gigante de baterías a energía solar

Se dice que las cosas mejor que queden en familia. En este caso, es verdad, ya que un plan entre primos transformará la energía solar. Los socios y primos Lyndon Rive y Elon Musk, de SolarCity y Tesla, invierten en la construcción de una “gigafábrica” de baterías. Ellos siempre han tenido una muy buena relación familiar y empresarial que no dudaron en aprovechar.

Las madres de ambos son hermanas gemelas y se criaron juntos. Este efecto fraternal entre los primos hizo que ahora se juntaran para hacer negocios. El próximo emprendimiento será de energía solar que espera transformar la infraestructura energética mundial comenzando por Estados Unidos.

Las empresas que dirigen los primos (Tesla Motors y SolarCity) son compatibles entre si. No sólo por el parentesco entre los fundadores, sino porque Musk es el mayor accionista individual de la firma de Rive.

Una fábrica gigante de baterías a energía solar

Pero más allá de ello, es bueno saber que Tesla Motors se encarga de fabricar coches. La idea es que en un futuro cercano produzca una gran cantidad de baterías. Así es, porque la iniciativa prevé la construcción de una “gigafábrica” (con una inversión de cinco mil millones de dólares) en Nevada. La producción será tal que superará la capacidad mundial de manufactura, para las baterías de iones de litio, que se usan en dispositivos móviles como celulares o tablets.

En una reciente conferencia, Musk dijo que una parte de la capacidad de la super fábrica será reservada para “almacenamiento a escala de red”, es decir, que continuará con la fabricación de las baterías de SolarCity, pero a una escala más grande.

Esta última vende baterías de Tesla a algunos clientes corporativos y residenciales. Pero el proyecto va más allá, para que se pueda almacenar la energía producida por los paneles, a ser usada por la noche o en los días nublados.