Un spray convierte superficies en paneles de energía solar

Se trata de un invento que revolucionará el mundo, sin lugar a dudas. Permitirá que cualquier superficie alcanzada por el material del spray se “convierta” en apta para recibir enegía solar. El concepto de “placa solar” como la conocemos hasta el momento sin dudas cambiará.

La novedad tiene que ver con los sectores de la arquitectura y de las energías renovables. Se trata de un spray que serviría como un sustituto a los paneles solares confeccionados con silicio. Imaginando un poco su uso, podría servir para pintar la fachada de una casa o edificio y volverlas capaces de producir energía aprovechando los rayos del sol. También cubrir un tejado sin importar las curvas o formas; revestir la pared de una oficina o habitación para producir energía limpia.

Este avance intenta evitar el uso de los paneles solares, que según la apreciación de los desarrolladores, son “antiestéticos” e incómodos en las obras, así como blanco para hurtos, daños y robos.

Como recién es un proyecto hay que tener en cuenta que el spray para hacer energía solar no es muy eficiente todavía ya que cuesta bastante producirlo. Sin embargo, los inventores han afirmado que se está trabajado en este tema, con el fin de que en algunos años esté disponible para todos.

Un spray convierte superficies en paneles de energía solar

La base del descubrimiento es un material llamado perovskita, que tiene la capacidad de absorber luz y es bastante abundante en el planeta. Fue descubierto hace unos 150 años y un grupo de investigadores de la Universidad de Sheffield han podido crear células solares usándolo como si fuera una pintura en aerosol.

El perovskita es más barato de obtener y de procesar que el silicio (material presente en los paneles solares), su capa de absorción de luz es más que delgada (1 micrómetro) y sin dudas aparece como una solución interesante para aprovechar la energía proveniente del sol. Sin embargo, una de las consultas que se hacen los encargados del proyecto es en relación a su efectividad.

Actualmente han conseguido una eficacia de conversión en energía de un 11% con una capa muy fina. Las células tradicionales, es decir, las de silicio, obtuvieron un 19%. Hay que destacar que el aerosol está en proceso de investigación.