Un Agujero Negro en el Techo para Crear Energía Solar

¿Un agujero negro en mi techo? Sí, los chinos Qiang Cheng, Tie Jun Cui, posibles futuros ganadores del premio nobel de física, han desarrollado agujeros negro artificiales. ¿Y esto qué tiene que ver con ser sustentable? Es que un agujero negro es una región circular en el que la luz entra pero no puede volver a salir. Así podrían potenciar de una forma increíble a los paneles solares fotovoltaicos.

Para que comprendamos el infinito potencial que tiene utilizar un agujero negro en energías renovables veamos brevemente qué es un agujero negro.

En astrofísica, un agujero negro es el resultado de que una estrella, como nuestro sol, haya colapsado al haber perdido su calor interno. La gravedad es tan, pero tan fuerte cuando la estrella pierde su calor, que termina retrayéndose sobre sí misma hasta el grado cero. Así la gravedad llega a ser tal, que cualquier cosa que ande cerca no podría escaparse nunca más. Caería en una especie de agujero infinitamente hondo. Ni siquiera la luz puede escapar, por eso es que ese punto se vuelve negro, y de ahí su nombre.

Ahora, ¿cómo se puede aplicar esto a un uso práctico? Y ¿cómo evitar que si tenemos un agujero negro en el techo no se chupe nuestra casa y a nosotros?

Lo que han desarrollado los físicos chinos es un circuito integrado por sesenta circuitos concéntricos. Las capas interiores absorben las microondas, mientras que las exteriores no. Son de un material totalmente negro, o sea absorbente de luz.

Así de simple como parece es la forma de crear un agujero negro artificial. Los científicos chinos se han valido para ello de los llamados metamateriales, lo crearon ópticamente, dejando la gravedad de lado, y por ende el peligro de un agujero negro real.

En los agujeros negros que existen en el espacio, en las galaxias, es la gravedad la que distorsiona el espacio, como decíamos antes. Lo que han logrado los físicos chinos es valerse de metameteriales para distorsionar tanto el espacio que la luz, las microondas, no pueden escapar.

Los círculos concéntricos del agujero negro de los científicos chinos, llevan impresos circuitos que están cubiertos por una delgada capa de cobre con diferentes patrones. Uno de los patrones resuena en la frecuencia de las microondas, mientras que el otro patrón de diseño no lo hace.

Al tener una simetría circular, el sistema absorbe las microondas en todas las direcciones a la vez. Han creado el primer agujero negro artificial, que tendrá aplicaciones muy importantes para la industria de la energía solar, que como su nombre lo dice se vale de la luz para crear electricidad.

Las aplicaciones comerciales podrían ser enormes, ya que podría aprovecharse incluso para capturar luz donde hay muy poca.