Terrenos en desuso se convertirán en huertos solares

Por lo general, en todos los municipios existen terrenos en desuso, antiguos vertederos o zonas en las que no se siembra ningún cultivo y que permanecen vacías un año tras otro. Lugares que, a priori, resultan idóneos para la instalación de huertos solares, que pueden dar así una utilidad a terrenos marginales de escaso valor medioambiental. Es por eso que el grupo de Investigación y Desarrollo en Energía Solar (IDEA) de la Universidad de Jaén trabaja en el proyecto europeo ‘Photovoltaics in Bloom’, que precisamente persigue la instalación de plantas fotovoltaicas en terrenos en desuso y que hasta el momento se ha encontrado con una respuesta muy positiva de los alcaldes de la provincia a los que les han pedido que participen.

«En principio, la idea es llevar a cabo un proyecto piloto con unos cuantos y a la larga ver si puede ser una forma eficaz de instalar placas solares», explicaba ayer el responsable de dicho grupo de investigación, Jorge Aguilera, que se reunió con los alcaldes de los once municipios jienenses que hasta el momento se han adherido al proyecto que contempla plantaciones de paneles fotovoltaicos cuya potencia oscile entre 50 kWp y 2-3 MWp.

Se trata de Alcaudete, Mengíbar, Ibros, Guarromán, La Carolina, Espeluy, Pegalajar, Puente de Génave, Segura de la Sierra, Hornos, Torredelcampo y Jaén, localidades que se podrían beneficiar del proyecto europeo que vendría incrementar el valor añadido de esas zonas y, además, las convertiría en núcleos dinamizadores capaces de contribuir al desarrollo del municipio, potenciando, al mismo tiempo, la utilización de una tecnología limpia y respetuosa con el medio ambiente.

Antonio Almazán, alcalde de uno de los municipios implicados, Guarromán, calificaba ayer la propuesta de «interesante» y explicaba que en el caso de su municipio «existen tres o cuatro sitios, fundamentalmente terrenos baldíos en los que no se siembran, que se ajustarían muy bien al proyecto».

El profesor responsable del proyecto explicó que «se trata de iniciativas que pueden desarrollar los propios ayuntamientos o bien a través de la iniciativa privada». Los Ayuntamientos involucrados tendrán un papel primordial puesto que, en definitiva, serán los receptores de todas las políticas y estrategias que se pretenden desarrollar para potenciar la instalación de este tipo de plantas fotovoltaicas.

De hecho, además de la formación gratuita de sus técnicos, los ayuntamientos obtendrán una proyección a nivel nacional e internacional a través de su participación en diferentes reuniones organizadas en el ámbito del proyecto, su inclusión en la página web del mismo, recibirán de forma gratuita información y documentación técnica y administrativa relativa a proyectos similares realizados en otras áreas.