La semana pasada se publicaron muchos datos oficiales, por parte de la CRE, referentes al avance en la adopción de la tecnología fotovoltaica (paneles solares) tanto industrial como residencial. Datos reveladores, por ejemplo, que del 2007 al 2017 el crecimiento año con año superó el 60%, y que la tasa de crecimiento el 2018 superó el 100%, estimando así que el 2019 no será la excepción, superando las 100,000 conexiones en lo que va del año. Otro dato súper importante, Nuevo León sigue encabezando junto con Jalisco y la CDMX los primeros lugares en cantidad de contratos de conexión para generación distribuida en modalidad de NetMetering en pequeña escala, 2018 Nuevo León cerró como líder a nivel nacional.

Sin embargo, hay muchos techos y familias (más de 4.2 millones a nivel nacional) que aun no disfrutan los beneficios, como ahorrar en el costo de la energía que consumen, beneficios funcionales como incrementar su calidad de vida al climatizar sus hogares (frío o calor) al mismo tiempo que contribuyen a dejar de contaminar el medio ambiente evitando emitir gases de CO2, ya que la energía fotovoltaica es 100% limpia.

Entrando en materia, ¿cuál han sido el costo de oportunidad? Podríamos tratar de valorizar conceptos como calidad de vida, pero siendo más pragmáticos monetizaremos los ahorros por el incremento en las tarifas, incremento en el tipo de cambio e incremento en costos por inflación, así como el “tiempo perdido” para terminar de recuperar su inversión. Por ejemplo, un hogar en Tarifa DAC (Doméstica Alto Consumo) con un consumo promedio mensual al menos de 1,150 kWh/mes, superando así los 850 kWh límite superior para esta zona del país ante de caer en tarifa tipo DAC. Este hogar el año pasado estaría pagando un recibo de CFE cercano $5,800 pesos al mes y se hubiera requerido 25 paneles solares para reducir su recibo CFE a menos de $80 por mes. En el verano del año pasado su inversión hubiera rondado los $200mil pesos.

En resumen, el costo de oportunidad por no haber tomado la decisión el año pasado sería hasta ahora de $93,460 pesos, visto desde otra perspectiva habría ya avanzado un 47% en la recuperación de su inversión. Si separamos los efectos, por Tipo de Cambio $12,820 pesos (el verano pasado rondaba los $18.50 pesos por dólar contra $19.50). Por incremento de las Tarifas eléctricas $8,960 pesos (la tarifa DAC acumulo un incremento en el precio, en estos últimos 12 meses, al menos un 6.6%, un Crecimiento Anual Compuesto Mensual de 0.55% para esta zona del país). Por ahorros al generar energía con paneles solares contra la tarifa DAC $71,680 pesos (el costo nivelado de un SSFV es de $0.40/kWh vs $4.7/kWh DAC). A esto súmale los ahorros, de al menos 25 años, que se generen después de recuperar la inversión podría llegar a representar una plusvalía de hasta un 20% al valor de la propiedad, sin considerar la calidad de vida y confort ganados para la familia, comer sin calor, disfrutar la TV sin calor, tener un sueño reparador durmiendo fresco, secar la ropa en invierno con comodidad, calentar el agua y cocinar con electricidad, etc.

Aun y que una familia no pueda adquirir un sistema pagándolo de contado (recuperas la inversión en 2 años), hoy en día hay acceso a financiamiento barato, los casos de negocio analizados muestran que siempre será más conveniente adquirir un SSFV para tu casa y pagarlos mediante un crédito a cierto plazo (podrías recuperar tu inversión en menos de 5 años), que quedarte pagando toda la vida una factura mensual al suministrador.

Ulises Rivera Pérez | Consultor en Energía | Becquerel Power® | urivera@becquerelpower.com

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy