Sistema de Irrigación con Energía Solar

El Sahara es una de las regiones más áridas del planeta, así y todo hay gente que vive allí, en sus bordes. El agua escasea para tomar, y menos hay para irrigar la agricultura que a pesar de todo se lleva a cabo allí. Por ello un equipo de científicos de la Stanford University ha desarrollado un sistema de irrigación que se vale de la energía solar para funcionar.

Han realizado un estudio de dos años en el que probaron bombas de agua que funcionaban con energía solar, para alimentar de agua a villas remotas de la región subsahariana de Benin, nación del oeste de África.

Resultó que aportaron grandes beneficios para la irrigación de estas comunidades, particularmente durante las largas temporadas de sequía. Allí llueve apenas entre tres y seis meses al año.

Para el estudio, instalaron bombas de agua que funcionan con energía solar aportada por paneles solares fotovoltaicos. Estas bombas y el sistema de irrigación fueron instalados y financiados por una organización no gubernamental llamada Solar Electric Light Fund.

Si no fuera por estas bombas eléctricas, el agua debería ser bombeada por las mujeres y niños de la familia, mientras los hombres trabajan la tierra. A veces, quienes pueden costearlo, tienen equipos de bombeo que funcionan con combustible.
En esas regiones pobres ni se piensa en comprar paneles solares, por el alto costo inicial, si bien a la larga se pagan y con creces. Pero nadie tiene el dinero para invertir.

Incluso, este sistema desarrollado por los científicos de Stanford, ni siquiera necesita de baterías. Las bombas funcionan junto con el sol, por lo tanto se evita un costo adicional.

Los resultados fueron muy alentadores, los productores que participaron en el estudio pudieron producir todo tipo de cultivos, sin depender de las lluvias para ello, y sin gastos excesivos. Obviamente con la bomba solar donada.

Habrá que ver si el gobierno o las ONG que ayudan en esa región quieren financiar una iniciativa que podría ayudar a millones de personas que viven siempre con el peligro de las hambrunas y de la desnutrición. Via: Energía Solar OK
http://www.self.org/