Reclusos ahora son Instaladores de Energía Solar

Quince internos del Centro Penitenciario de Cáceres han recibido hoy sus diplomas de instalador de sistemas de energía solar térmica tras haber participado en el programa de becas para población reclusa de la Obra Social “La Caixa”.

Al acto han asistido el vicepresidente del Organismo Autónomo de Trabajo Penitenciario y Formación para el Empleo (OATPFE) y director general de Recursos de Instituciones Penitenciarias, Antonio Puig Renau; el director ejecutivo territorial Sur de “La Caixa”, Juan Reguera Díaz, y el gerente de la Fundación Laboral de la Construcción, Pedro Pérez Francés.

La formación se ha desarrollado fuera de la prisión, en concreto en las dependencias de eta fundación, “con el objetivo de familiarizar a los reclusos con las obligaciones que comporta un empleo estable”, según ha informado La Caixa.

El objetivo ha sido capacitar al alumno para realizar instalaciones de electrificación mediante energía solar y su mantenimiento, algo que, según los formadores del curso, les coloca en una “posición ventajosa” en este sector “necesario” para la reactivación de la construcción.

Desde 2005, casi 2.900 reclusos del país han adquirido formación profesional gracias a este programa de la Obra Social La Caixa, que tiene como objetivo normalizar la situación personal y profesional de los internos una vez que accedan al régimen de libertad.

Una vez terminada la formación, los alumnos son derivados al Programa de Acompañamiento para la Inserción Laboral, que tiene como objetivo apoyar al beneficiario durante el proceso de búsqueda de empleo y realizar acciones de motivación y de captación profesional.

Según Juan Reguera, este curso es un “verdadero ejemplo de superación que resume el objetivo de la obra social de La Caixa”.

Asimismo, Puig Renau ha subrayado que “el éxito del trabajo realizado por los internos garantiza que el año que viene otras personas hagan lo mismo”.