Proyecto Calentadores Solares en Chile

En su etapa de recepción final se encuentra el proyecto “Calentadores Solares para Viviendas Sociales”, que lleva adelante- en forma inédita en el país- la Corporación de Desarrollo de Arica y Parinacota ( Cordap).

El proyecto beneficia a 25 familias de escasos recursos económicos, las cuales recibieron certificados de subsidios del Programa Protección del Patrimonio Familiar ( PPPF), correspondientes a dos grupos de pobladores organizados por Cordap, del programa “Calentadores Solares”.

El aporte del Ministerio de la Vivienda y Urbanismo fue de un subsidio de 50 Unidades de Fomento por cada beneficiario, sumado a un ahorro previo por postulante de 3 U.F., todo lo cual equivale a una inversión total de 1.325 Unidades de Fomento, es decir, aproximadamente $ 27.600.000.

Los calentadores están siendo instalados en las respectivas viviendas de las familias beneficiadas, lo que les permitirá contar con agua caliente en su hogar.

La entrega oficial se realizará en los próximos días, cuando autoridades regionales, directores del Sector Vivienda y Urbanismo junto a representantes de Cordap visiten las viviendas favorecidas con el proyecto.

Una necesidad

El gerente de la Corporación de Desarrollo, Sergio Giaconi, manifestó que el propósito del proyecto es dar la posibilidad a una gran cantidad de personas que hoy tienen la casa propia pero no así el agua caliente sanitaria, que es una necesidad. “Las familias, que no cuentan con recursos para adquirir un cálifont, mediante el calentador solar mejoran su calidad de vida. No tener el sistema básico obliga a calentar el agua sanitaria en la cocina a gas, con los peligros, gastos e incomodidades que ello significa”, subrayó.

Agregó que el calentador solar se constituye en un significativo ahorro para el hogar, tomando en cuenta que el sistema básico con cálifont requiere de un consumo de gas licuado, que alcanza aproximadamente a los $ 120.000 anuales.
Se suma a ello el factor ecológico, puesto que el calentador contribuye a mantener un ambiente libre de contaminación.
El agua caliente hoy no es un lujo sino una necesidad. Bajo ese concepto, la Corporación de Desarrollo ha tomado este proyecto como uno de sus programas de desarrollo social”, dijo.

“Lo que queremos es continuar colaborando con los planes de vivienda del Estado, dar la posibilidad a miles de personas que hoy tienen la casa propia pero no así el agua caliente sanitaria. Ese es un beneficio que mejora la calidad de vida y que la Corporación de Desarrollo pretende seguir llevándolo adelante, para beneficiar especialmente a las familias de bajos ingresos económicos”, precisó el ejecutivo.

Comentarios Cerrados