Producir Energía Termosolar costará la mitad en 2025

El estudio revela que los costes de generación de esta tecnología podrían reducirse a más del 30% en 2015 y más del 50% en 2025.

Ya está disponible el estudio elaborado por la consultora A.T. Kearney para la Asociación de Energía Termosolar Europea, ESTELA, de la que Protermosolar es Miembro Fundador y Vicepresidente.

El informe revela el creciente potencial de la energía termosolar a medio plazo para sustituir progresivamente las energías convencionales y complementar al resto de fuentes renovables con una solución competitiva en costes.

En un escenario óptimo, el mapa de esta industria traerá consigo la creación de 100.000 a 130.000 empleos en 2025, y al ritmo en que se desarrolla, los costes de producción se reducirán a la mitad en los próximos 15 años.

La energía termosolar está entrando en su fase comercial y pronto será viable como una fuente de energía renovable con un posicionamiento relevante en la cartera de recursos.

En los próximos 10 años, la energía termosolar será capaz de funcionar con un modelo de negocio productivo, que desafíe a las fuentes de energía convencionales y a otras renovables sin necesidad de primas.

Con el adecuado apoyo, esta energía podrá alcanzar una capacidad instalada global de hasta 100 gigavatios en 2025. Esto implicaría la creación de un máximo de 130.000 empleos de los cuales 45.000 serían trabajos permanentes a jornada completa dedicados al funcionamiento y mantenimiento.

Esta es una de las principales conclusiones de un estudio conjunto que lleva elaborando desde enero la consultora de gestión global A.T. Kearney para la Asociación Termosolar Europea, ESTELA.

El objetivo del estudio era elaborar una hoja de ruta que proporcionase el coste de la tecnología y el potencial de desarrolllo de la energía termosolar.

El estudio revela que los costes de generación de esta tecnología podrían reducirse a más del 30% en 2015 y más del 50% en 2025. La energía termosolar es, por tanto, una herramienta atractiva que puede hacer una considerable contribución para alcanzar los objetivos energéticos y medioambientales, tales como el reto del 20-20-20 de la Unión Europea.

Los vehículos eléctricos con baterías de litio no emiten CO2 ni dañan el medio ambiente, siempre que la electricidad provenga de energías renovables, como la eólica, la energía solar fotovoltaica y la termosolar o solar termoeléctrica. Los aerogeneradores podrán suministrar la electricidad al vehículo eléctrico, que en un futuro servirán también para almacenar y regular la electricidad intermitente del sector eólico.

Fuente: Reve y www.estelasolar.eu/fileadmin/ESTELAdocs/documents/Workshop_08/2010-07-15%20-%20A.T.%20Kearney%20Cost%20Roadmap%20-%20