Pasos Fáciles Para Conservar Energía

Conservar la energía no es tan duro como usted pueda pensar. Al hacer algunos cambios rápidos y fáciles, se puede lograr ahorrar mucho dinero, así como contribuir a ayudar a salvar el planeta. Los siguientes veinte pasos debe hacer una diferencia real.

1. Aísle su casa. Se podrá reducir el costo en la calefacción, así como reducir sus emisiones de dióxido de carbono de manera significativa. Si usted vive en un clima frío, se puede pensar en conseguir un súper aislamiento.
2. Deja el coche en casa. Suena obvio, pero muchos de nosotros utilizamos el coche cuando realmente no es necesario. Se puede usar la bicicleta, caminar o utilizar el transporte público.
3. Haga su hogar resistente a la intemperie. Asegúrese de que no hay agujeros o fugas en puertas y ventanas.
4. Plante árboles de sombra en su jardín. Los árboles de sombra son muy buenos para absorber el dióxido de carbono en el aire.
5. Cambiar las ventanas. Vuelva a colocar las ventanas con vidrios dobles o incluso con triple acristalamiento para ahorrar dinero en la calefacción.
6. Cambiar las bombillas de luz. Muchas personas se desaniman por la eficiencia energética de las bombillas fluorescentes, ya que piensan que son más caros. Pueden ser un poco más caras, pero duran mucho más tiempo y ofrecen una luz brillante, además utilizan mucha menos energía que una bombilla convencional.
7. Enfoque en el trabajo. Pregúntele a su jefe en el trabajo sobre las políticas ambientales de la empresa. Ayude a sus colegas a adherirse a estas políticas mediante la sensibilización de los problemas ambientales.
8. No caliente sus cuartos. Asegúrese de no calentar las habitaciones. Ajuste el termostato para que esté a una temperatura adecuada para la época del año. Bajar el termostato sólo dos grados en los meses de invierno puede hacer una gran diferencia.
9. Adquirir los productos que utilizan un mínimo de embalaje y seleccionar los productos reutilizables siempre que sea posible, evitar los desechables. Siempre reciclar la basura doméstica tanto como sea posible a través de instalaciones de reciclaje locales.
10. Vote a favor de ayudar al medio ambiente. Durante las próximas elecciones locales, se puede votar por los candidatos que están dispuestos a ayudar al medio ambiente.
11. Mantenga su calentador de agua caliente. Chaquetas de aislamiento que van por encima de su calentador de agua puede ayudar a reducir su huella de carbono sustancialmente.
12. Compra de electrodomésticos. Sustituir los aparatos viejos o rotos, tratar de encontrar más modelos eficientes en energía. Además, tratar de reciclar las piezas del aparato viejo, cuando sea posible
13. Mantenimiento de sus unidades de aire acondicionado. Si usted tiene aire acondicionado en su hogar, asegúrese de darle mantenimiento regularmente. Cambie o limpie los filtros sucios, para ayudar a salvar a las emisiones de dióxido de carbono.
14. Comprobar el aire acondicionado en el choche. Si su vehículo está equipado con una unidad de aire acondicionado, asegúrese de que el refrigerante se recoja y se recicle cada vez que el vehículo está sea reparado. Las fugas de las unidades de aire acondicionado de automóviles son una fuente de las emisiones de clorofluorocarbonos (CFC) que daña la capa de ozono.
15. Baje el termostato. El calentamiento de agua emite dióxido de carbono. Baje la temperatura de su termostato cuando sea posible para ayudar a mantener sus emisiones de dióxido de carbono en el mínimo.
16. Instale un cabezal en la ducha de bajo flujo. Duchas con bajo flujo pueden dar una ducha vigorizante y ahorrar los costos ambientales de calentar grandes cantidades de agua.
17. Elija su próximo vehículo con cuidado. Si usted compra un vehículo nuevo, seleccione uno que proporcione un buen kilometraje para reducir sus emisiones anuales de dióxido de carbono en el camino.
18. Llenar el lavavajillas. Siempre usarlo en la configuración de ahorro de energía, así como llenar el lavavajillas antes de usarlo.
19. Lave su ropa en un lugar fresco. Use la opción de aire frío o caliente en vez de lavar su ropa en agua caliente.
20. Baje su refrigerador. Los refrigeradores consumen una gran cantidad de energía. Asegúrese de que el modo de ahorro de energía este encendido y que la puerta está cerrada de forma segura.

termostato