Lineamientos para instalaciones residenciales de energía solar

Antes de que gastes en un sistema de energía solar residencial, debes de estar seguro de que todo está en orden. Antes que nada, asegúrate que tu casa es buena candidata para este tipo de sistemas. Muchas de las casas en donde han sido instalados, no han instalado el sistema adecuado para ellas, sino una estándar, así que asegúrate de comprar el adecuado para tu casa.

Determinando si tú casa es buena candidata para un sistema de energía solar residencial.

Lo primero es considerar que tipo de clima tienes. Personas que viven en lugares templados son mucho mejores candidatos que aquellos que tienen nevadas en invierno. Esto no significa que en donde nieva no se puedan instalar, sólo que la inversión será mucho mayor debido a que no tienen tanto sol disponible.

Lo siguiente será ver que tan vieja es tu casa. Las casas viejas no tienen el mismo uso que las casas nuevas, ya que el costo por adaptar una casa vieja a un sistema solar es más alto que el de una casa más reciente. Ventanas viejas, electrodomésticos viejos y las técnicas de aislamiento de las casas viejas hacen que se necesite más electricidad y energía para calentarlas. Como lo dijimos antes, esto no significa que no se pueda o deba instalar un sistema solar en una residencia vieja, sino que la inversión será mayor debido a las mejoras que hay que hacerle.

Después de revisar esto, lo que necesitas es ver cuanta energía utilizas cada mes. Tus facturas de electricidad deben de contener esta información. Con esto la empresa que te haga la cotización podrá diseñarte un sistema de acuerdo a tus necesidades y que no acabes pagando de más por un sistema sobrado o que te falte electricidad cuando hay varios días nublados.