La SENER y los Términos para la Separación Legal de la Comisión Federal de Electricidad

Los Términos para la Estricta Separación Legal de la Comisión Federal de Electricidad (“Términos”) se emitieron como resultado del cumplimiento a las disposiciones establecidas en la Ley de la Industria Eléctrica en términos de la separación contable, operativa, funcional y legal de la Comisión Federal de Electricidad (“CFE”) y cuyo principal objetivo era separar las actividades de la CFE en distintas empresas, a efecto de impulsar su competitividad mediante su participación en las diversas actividades de la cadena productiva de la industria eléctrica bajo condiciones de mercado, así como con el propósito de fomentar el acceso abierto y la operación eficiente del sector eléctrico.

Para ello, durante el 2016 y 2017, la CFE creó 9 Empresas Productivas Subsidiarias, 4 Empresas Productivas Filiales y 1 Unidad de Negocios, mismas que para efectos ilustrativos se reflejan en la siguiente imagen:1

No obstante lo anterior, el pasado 25 de marzo de 2019, la Secretaría de Energía (“SENER”) publicó en el Diario Oficial de la Federación, el Acuerdo por el que se modifican los Términos para la Estricta Separación Legal de la Comisión Federal de Electricidad (“Acuerdo”), cuyo objetivo fue modificar diversas directrices y términos para la operación de las referidas Empresas Productivas Subsidiarias y Filiales de la CFE.

Dentro de los principales argumentos utilizados por SENER para emitir el Acuerdo se encuentran que los Términos provocaron un incremento en los costos operativos de CFE, así como que los mismos no preponderaron la organización regional de los activos de generación provocando con ello procesos administrativos más burocráticos.

Es decir, para SENER la creación por parte de CFE de 13 Empresas no tenía una razón de ser en virtud de que principalmente las Empresas Productivas Subsidiaras dedicadas a la generación de energía eléctrica (“GenCos”) tenían activos en diferentes regiones del país e inclusive la tecnología de generación de energía utilizada era diferente, lo que encareció los costos operativos de dichas empresas. Por ejemplo, CFE Generación I tiene asignada por una parte una Central Hidroeléctrica localizada en El Salto, Jalisco, como una Central de Combustión Interna en Baja California Sur. Para SENER, lo anterior fue un argumento importante para emitir el Acuerdo y con ello modificar de nueva cuenta la estructura organizacional de CFE.

Podemos precisar que la distribución de los diversos activos para las GenCos tenían por objeto asegurar que cada una de esas empresas pudieran participar en el Mercado Eléctrico Mayorista sin detentar poder de mercado a nivel regional o nacional, considerando la diversidad regional tanto de la demanda como de la generación y las restricciones de transmisión entre regiones.

Ahora bien, el Acuerdo enumera un sin número de cambios a los Términos, los cuales desde nuestra opinión, tienden a reducir tanto el número de Empresas Productivas Subsidiarias, principalmente de las GenCos, como a eliminar la separación operativa y funcional de las Empresas de CFE.

Bajo este tenor, los principales puntos del Acuerdo son los siguientes:

1. Elimina el mínimo de GenCos con las que debía contar CFE. Es decir, de un mínimo de cuatro GenCos con las que debería contar la CFE de conformidad con los Términos, ahora la CFE puede contar con las GenCos que estime necesarias.

Desde nuestra opinión, lo anterior tiene por objeto reducir el número de GenCos con las que contará CFE, inclusive al extremo de tener una sola GenCo.

2. Otorga facultades directamente a SENER para reorganizar las GenCos, misma facultad que antes únicamente era competencia del Consejo de Administración de CFE. Lo anterior, permite a SENER tener una injerencia directa en la estructura organizacional de CFE.

3. Elimina la posibilidad de asociación o celebración de contratos de CFE Transmisión y CFE Distribución con otras empresas (tanto públicas como privadas) para llevar a cabo esquemas de participación conjunta en la prestación del Servicio Público de Transmisión y Distribución, pero se deja abierta la posibilidad de celebrar otro tipo de contratos.

Es decir, el esquema contractual utilizado en las recién canceladas licitaciones públicas para la LT de Yautepec-Ixtepec y la LT de Interconexión del SIN-BCS ya no será utilizado por CFE.

4. Permite que las Empresas de CFE puedan coordinarse entre sí para implementar tecnologías que privilegien la reducción de costos operativos, permitiendo que, bajo el argumento referido, CFE pueda dar preferencia a implementar tecnologías para la generación de energía eléctrica por fuentes fósiles o nucleares.

5. Establece la obligación del Consejo de Administración y comités, Director General y los empleados de la CFE de “privilegiar la eficiencia del sector eléctrico que se traduzcan en menores precios para el usuario final” permitiendo implementar de igual forma la operación de centrales eléctricas por fuentes fósiles o nucleares bajo el argumento de eficiencia del sector y reducción de precios.

6. Permite que CFE Distribución directamente pueda realizar actividades de comercialización de energía eléctrica mediante una Unidad de Negocio distinta al resto de la actividad de distribución. Aunado a lo anterior, autoriza a dicha empresa para que pueda compartir empleados temporal o permanentemente con otras Empresas de CFE.

7. Elimina la prohibición para que las GenCos puedan compartir información relacionada con la operación, planeación, mantenimiento y estrategia comercial de centrales eléctricas, e inclusive para que dicha información pueda ser compartida con cualquier particular que realice actividades de generación de energía eléctrica.

Con todo lo anterior, se elimina la estricta separación funcional y operativa con la que debían regirse las Empresas de CFE, toda vez que ahora se permitirá el intercambio del recurso humano, información confidencial, comercial y tecnológica entre dichas empresas, rompiendo con ello el principio de separación funcional y operativa de las Empresas de CFE.

***

En conclusión, la CFE de nueva cuenta tendrá una reestructura importante en los próximos meses con el objetivo de fortalecer las distintas actividades que realiza en el mercado mexicano, lo cual ha quedado confirmado por la emisión del Acuerdo y que va en línea con la nueva política en materia de energía eléctrica impulsada por la nueva Administración Pública. Esta nueva reestructura tiende a eliminar las barreras de separación operativa, funcional y legal entre las Empresas de CFE, especialmente en las GenCos y a impulsar la generación de energía eléctrica mediante la utilización de fuentes fósiles o nucleares bajo el argumento de eficiencia del sector y reducción de precios para el usuario final.

Con información de ASOLMEX (Asociación Mexicana de Energía Solar)

Nota realizada por:  Ariel Ernesto Garfio de la empresa VON WOBESER Y SIERRA, S.C.

Irak se suma a la energía solar fotovoltaica y busca llegar a 755 MW en 2020

Meteocontrol muestra por primera vez un regulador de parques certificado en la Intersolar Europe 2019