La Energía Eólica es más Eficiente que los Combustibles Fósiles

Esta es una nota que puede sorprender a muchos, la energía eólica es más eficiente que los combustibles basados en el carbón, la industria de estos combustibles han intentado dar a entender que la eólica nunca podrá igualar la eficiencia de los combustibles fósiles en la producción de electricidad. Un reciente articulo que leí sobre el tema, señalaron algunas informaciones muy interesantes.

El articulo que llego a partir de datos del gobierno de Inglaterra, señalaba que las energías renovables aportan un 4% o 14 horas TWh de la electricidad de la nación, el 4% parece poco, pero lo interesante es que no se pierde ni el 1%de la energía, al contario del gas por ejemplo, que representa el 48% de las necesidades eléctricas del país, pero pierde el 54% de su energía en forma de calor.

El artículo demostraba que los números son muy similares para el carbón y el petróleo, por otro lado la energía nuclear suministra el 16% de la electricidad del país, pero también pierde el 65% de su energía en forma de calor.

Zoe Casey, de la Asociación Europea de Energía Eólica, y el autor del artículo, hizo algunos apuntes interesantes en cuanto a por qué la industria de combustibles fósiles se ha equivocado en lo que respecta a la energía eólica y la eficiencia:

Los opositores a la energía eólica centraron sus esfuerzos en cuanto al factor de capacidad de producción de un parque eólico, el factor de capacidad de cualquier planta de energía es una medida de la cantidad de energía que en realidad genera frente a su potencia máxima teórica en un momento dado. Ninguna planta de energía funciona al 100% de su capacidad.

Los parques eólicos por ejemplo para funcionar deben de tener un viento de mas de 4 metros por segundo, y se cierran para evitar daños cuando hay vientos de más de 25 metros por siendo, sin embargo las centrales nucleares por ejemplo tampoco trabajan todo el tiempo por otros factores como el mantenimiento que requieren de mucho por las medidas de seguridad.

Una de las mayores ventajas es que la conversión del viento en electricidad no da lugar a las enormes perdidas de energía como calor.