Importancia de la Inversión en Energías Renovables

Las inversiones en tecnologías renovables representan un factor clave para la competitividad industrial en un sector en el que operan alrededor de 500 empresas, mayoritariamente PYMES.

La formación y capacitación de nuevos profesionales en estas áreas, en las que el mercado europeo ocupa una posición de liderazgo en los mercados internacionales, constituye un activo adicional para estas empresas.

El carácter disperso de las energías renovables contribuye además, al desarrollo de las zonas rurales más desfavorecidas, creando empleo en las regiones donde las tasas de desempleo son más elevadas. Un ejemplo ilustrativo resulta de la atribución a la energía eólica la creación de 542 puestos de trabajo por cada 1000 MWh producido, mientras que la térmica exige 116 y la nuclear 100.

En definitiva, las medidas dirigidas a fomentar el uso de las energías renovables, además de apoyar los objetivos básicos de las políticas energéticas provinciales, regionales y nacionales, y facilitar el cumplimiento de la normativa de carácter medioambiental, crean nuevas oportunidades de inversión en nuevas actividades económicas, cumpliendo con el objetivo de lograr una mayor cohesión económica y social y un desarrollo económico sostenible.

Dentro de este marco, una de las principales herramientas para fomentar el uso de las energías renovables es la formación.