Imágenes Satelitales Muestran gran Ruptura en una Capa de Hielo en la Antártida

Si se tenía alguna duda sobre el calentamiento global y su impacto desastroso, aquí esta un perfecto ejemplo de lo desastroso que puede ser. Si las capas de hielo en la Antártida se siguen derritiendo a este ritmo, es probable que lleguemos a un escenario hipotético del fin del mundo.

Envisat es un satélite que ha estado monitoreando la Antártida durante la última década, y estas imágenes son una prueba conclusa del impacto humano en la tierra.

Larsen B, la capa de hielo que monitorea el satélite Envisat, ha disminuido poco a poco. La capa de hielo se encogió de 11.512 kilómetros cuadrados en 1995 a unos 3.463 kilómetros cuadrados.

Los científicos afirman que la península Ártica se ha calentado 2.5 grados Celsius en los últimos 50 años. Las imágenes del Envisat demuestran que los polos son mucho más vulnerables al calentamiento global. Si no se hace nada es posible que Larsen B desaparezca.