Iberdrola exige al Gobierno que suba tarifas o frene la Solar

“Si queremos tecnologías caras y ser los primeros de las clase en tecnologías inmaduras tendremos que pagarlo. Tenemos que convencer a los clientes de que eso cuesta”, dice Sánchez Galán.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, aseguró hoy que el déficit del sistema eléctrico se debe a las primas otorgadas a las tecnologías solares (fotovoltaica y termoeléctrica) y pidió al Ejecutivo que para solucionarlo el sobrecoste que suponen suba los precios o paralice proyectos.

Durante la presentación de los resultados de la compañía ante analistas, Sánchez Galán aseguró que los precios de la energía eléctrica producida por el régimen ordinario (tradicional) son inferiores a los registrados en países de su entorno, mientras que se han otorgado “generosas” primas a las plantas solares, que se han instalado “masivamente”, informa Efe.

Para el presidente de Iberdrola, hoy por hoy, la tecnología solar es un “producto financiero” que este año concentrará dos terceras partes de los 7.000 millones hasta los que, calcula, se dispararán las primas al régimen especial, mientras que sólo aportará el 2% de la producción eléctrica.

“Si queremos tecnologías caras y ser los primeros de las clase en tecnologías inmaduras tendremos que pagarlo. Tenemos que convencer a los clientes de que eso cuesta”, dijo Sánchez Galán, que, en ese sentido, consideró que el incremento de coste que suponen la fotovoltaica y la termosolar “sólo se puede solucionar subiendo precios o paralizando proyectos”. Respecto a esta última tecnología, el presidente de Iberdrola subrayó que cuando no hay sol, las plantas termoeléctricas funcionan con gas y criticó que cuando luce el sol el megavatio se paga a 700 euros.

Si no se toman medidas, advirtió, este “disparate” conllevará un incremento de costes valorado en 3.000 millones de euros, entre el 10 y el 12%. “Tenemos la energía más cara de Europa porque tenemos las centrales más caras”, aseveró el presidente de Iberdrola, que, por contra defendió que la retribución que reciben los parque eólicos en España está “en línea o por debajo” de la de otros países. Sánchez Galán insistió en que el problema de las renovables no está en la tecnología eólica sino en la solar: “en el pasado en la fotovoltaica y ahora en la termoeléctrica”, a lo que añadió que todos los países “lógicos” apuestan por la eólica.

No a las ayudas al carbón
En cuanto al decreto que incentiva el uso del carbón nacional, explicó que su compañía lo ha recurrido por entender que se trata de una ayuda de Estado no permitida en la Unión Europea, porque distorsiona el mercado eléctrico y porque contradice la política de lucha contra el cambio climático al primar una tecnología contaminante.

Sánchez Galán abogó porque el problema “social” que representa el carbón se solucione de igual manera que se hizo con sectores como los astilleros o la siderurgia, en lugar de apostar por soluciones como las que plantea el decreto, que supondrán un coste adicional y no beneficiarán al consumidor.

Colocación del déficit
En paraleloe, Sánchez Galán apuntó que, previsiblemente, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) aprobará la semana que viene el folleto para la colocación del déficit de tarifa eléctrico, tras lo que se espera que se produzca la emisión del primer tramo. El ejecutivo recordó que las cuentas de Iberdrola soportan 4.421 millones de euros pendientes de cobro en concepto de déficit de tarifa. Tras la aprobación del folleto, la eléctrica confía en que el proceso de colocación del déficit comience en cuestión de semanas, apuntó el director Económico-Financiero de la empresa, José Saiz Armada.

El directivo afirmó que se dan “muy buenas” condiciones para que la operación, que cuenta con el aval del Estado, tenga demanda y se realice con éxito, a lo que añadió que actualmente las emisiones del Tesoro presentan los mejores diferenciales de los últimos seis u ocho meses. Apuntó que la colocación no va dirigida a inversores de renta variable preocupados por el riesgo regulatorio, si no a inversores de renta fija que compran bonos con garantía del Estado.

El programa de emisión de bonos del Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE) contempla un importe máximo de 25.000 millones de euros, aunque el Estado sólo ha avalado hasta un máximo de 13.500 millones con cargo a los Presupuestos Generales del Estado de este año.

Esta emisión de bonos responde a la titulización (conversión en títulos negociables) de los derechos de cobro reconocidos a las compañías eléctricas para recuperar el llamado déficit tarifario, que se genera debido a que los ingresos vía recibo de la luz no cubren todos los costes asociados al sistema eléctrico y que ya ronda los 17.000 millones de euros.

Iberdrola considera que la “sustancial” mejora de su balance, sumada a la “inminente” colocación del déficit de tarifa en España, dotarán a la compañía de la liquidez necesaria para seguir con su crecimiento, que se centrará en los negocios regulados de Estados Unidos y Reino Unido; así como en renovables, donde apostará por países emergentes como México, Brasil o Europa del Este.

Gas Natural debe “digerir” el laudo
Por otro lado, Iberdrola considera que ni los grandes clientes, como es su caso, ni los clientes domésticos a tarifa sufrirán los efectos del laudo arbitral que da la razón a Sonatrach frente a Gas Natural Fenosa y contempla un incremento retroactivo de los precios del gas desde 2007 por un valor cercano a 1.500 millones de euros, informa Europa Press.

El director de negocio liberalizado de Iberdrola, Francisco Martínez Corcoles, consideró “muy difícil que se pueda traspasar al cliente” el impacto del laudo y pronosticó que Gas Natural Fenosa “tendrá que digerir” un “pelotazo de estas características”. “Es muy difícil traspasarlo al cliente, y desde luego a nosotros no”, afirmó en respuesta a las especulaciones acerca de la posibilidad que la gasista repercuta la subida que establece el laudo sobre los contratos con otros grupos energéticos, entre ellos Endesa o la propia Iberdrola.

Martínez Corcoles recordó que desde 2008 “la tarifa de gas no tiene que ver con los precios de suministro” y que, si hay algún contrato bilateral con clientes en el que exista la posibilidad de “trasladar” el laudo, se tratará de un caso “marginal”. “No creo que tenga efectos en España sobre los clientes. Lo tendrá que digerir Gas Natural” y “no creo que vaya a afectar al mercado en absoluto”, aseguró el directo, quien además aseguró que para Iberdrola los arbitrajes son “muy complicados” y que, por este motivo, la compañía suele evitar este tipo de solución.

Medgaz y Sonatrach
El responsable de negocio liberalizado de Iberdrola, compañía que participa en el capital de Medgaz, indicó que el gasoducto estará operativo para comienzos de 2011, pero se negó a desvelar cuándo podrá entrar en fase comercial, ya que sus “socios en el consejo y competidores en el mercado” tampoco han dado este tipo de información. Medgaz, dijo, tendrá “influencia nula” sobre los precios del gas en España.

En cuanto al principal socio de Medgaz, Sonatrach, dijo que se trata de una empresa “fiable y seria”, con la que Iberdrola mantiene una relación “excelente”, pese a la “dureza” de las negociaciones.

Fuente: expansion.com