Energía Solar en Ibza

El Consell de Ibiza doblará en 2010 la producción de energía solar, según se desprende del seguimiento realizado durante el año 2009 de las instalaciones situadas en el Centro Polivalente de Cas Serres, las escuelas de Santa Eulària y Cas Serres y la sede del Consell de Ibiza. El año pasado la Máxima Institución Ibicenca ingresó un total de 5.389 euros y prevé superar los 12.000 euros este año.

Este incremento responde al hecho de la entrada en funcionamiento de los paneles fotovoltaicos situados en la sede de la Institución insular el pasado mes de septiembre, una instalación que se suma al resto de instalaciones fotovoltaicas dependientes del Consell.

Según informó el Consell de Ibiza hoy en un comunicado, se calcula que con la plena operatividad de los paneles solares situados en el inmueble institucional “se duplique la potencia instalada y la consiguiente producción de energía”. Además, se prevé que este año el ahorro de CO2 anual emitido a la atmósfera se reduzca en 20 toneladas.

Precisamente, en el vestíbulo del Consell de Ibiza se ha instalado un display electrónico en el que se informa de la cantidad de energía eléctrica de origen fotovoltaico que se está generando en la instalación ubicada en la misma sede de la institución.

Concretamente los datos que muestra este panel son la potencia instantánea; la energía producida diariamente; la energía producida acumulada; y el ahorro de CO2 acumulado, que supone la producción de energía limpia y renovable.

Según el conseller de Política de Movilidad y Medio Ambiente, Albert Prats, el display informa de una forma “muy tangible” de los beneficios de la energía solar. “Este beneficio se traduce en una reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera, lo que supone un importante ahorro medioambiental y económico”, remarcó Prats.

Precisamente, el 2009 fue el primer cobro que el Consell ingresó por la venta de energía producida por las instalaciones fotovoltaicas de la institución a la empresa de suministro eléctrico GESA.

Concretamente, la institución ingresó un total de 5.389 euros y prevé superar este año los 12.000 euros en ingresos por este concepto.

Finalmente, Prats señaló que durante el 2009 la actividad anual de las instalaciones fotovoltaicas del Consell produjeron un total de 11 .005 kWh, cifra que supone un ahorro aproximado en las emisiones de 9.500 kg de CO2 a la atmósfera.