Energía Solar a partir de las Paredes de los Edificios

Para producir energía solar, la compañía Mitsubishi creó un nuevo material que funciona como células fotovoltaicas y que podría aplicarse en paredes.

Estas células tienen semiconductores orgánicos derivados del petróleo y otros materiales en vez de los de silicio, y se colocan en las paredes. En una apuesta más por las energías renovables, el novedoso material se usara en las paredes exteriores de los edificios.

Es un impulso más a las energías renovables, ya que actualmente los tradicionales paneles fotovoltaicos se instalan en los techos, y este nuevo desarrollo permite aplicarlos en las paredes y construcciones similares que están expuestas a la luz solar. De esta manera, si se colocan en edificios de mucha altura, el edificio entero produciría una cantidad energía eléctrica igual a la de una planta grande de energía solar. Además de que costaría una décima parte de los paneles que actualmente se utilizan, su versatilidad posibilita que sean colocadas en muchas más aéreas que las celdas fotovoltaicas utilizadas hasta este momento.

Estas celdas son más finas y más livianas que los paneles actuales y fueron desarrollados en la planta de Mitsubishi Chemical Holding Corp.

Generan alrededor de 80 watts por metro cuadrado y su eficacia en la conversión de energía solar a energía eléctrica es de 11 % aproximadamente, que es muy buen nivel para el uso práctico.