El Pop y el Rock, Aumentan el Rendimiento de las Células Solares

Las altas frecuencias de la música pop y rock, causan vibraciones que ayudan a unas nuevas células solares que contienen un conjunto de “nanorods” a ser 40% mas eficientes.

Los investigadores cultivaron millones de filamentos microscópicos (nanorods) a base de óxido de zinc, luego cubierto con un polímero activo para formar un dispositivo que convierte la luz solar en electricidad.

Usando las propiedades especiales del material de óxido de zinc, el equipo fue capaz de demostrar que los niveles de ruido tan bajos como 75 decibelios (equivalente a un ruido en carretera típica o una impresora en una oficina) podría mejorar significativamente el rendimiento de la célula solar.

Los científicos habían demostrado previamente que la aplicación de presión o tensión a los materiales de óxido de zinc puede resultar en salidas de tensión, conocido como el efecto piezoeléctrico. Sin embargo, el efecto de estas tensiones piezoeléctricas en eficiencia de la célula solar no había recibido una atención significativa antes.

“Pensamos que las ondas sonoras, que producen fluctuaciones aleatorias, se anulan entre sí y por lo tanto no espere ver ningún efecto global significativo en la producción de energía “, dijo James Durrant, catedrático de Fotoquímica del Imperial College de Londres, quien codirigió el estudio.

“Tratamos de tocar música en lugar de sonidos planos opacos, ya que esto nos ayudó a explorar el efecto de diferentes tonos. La mayor diferencia que encontramos fue cuando tocamos música pop y no clásica, que ahora nos damos cuenta es porque nuestras células solares acústicas responden mejor a los sonidos agudos presentes en la música pop”, concluyó.

El descubrimiento podría utilizarse para alimentar dispositivos que están expuestos a vibraciones acústica, tales como unidades de aire acondicionado o dentro de automóviles y otros vehículos.