Desarrollo Solar: Mejores cristales, “honeados” y pintados

Restringiendo grandes subsidios, brindando energía solar a las masas – desde su hogar a sus teléfonos celulares – requiere una mayor caída del costo de la tecnología. La semana pasada, un grupo de investigadores en Australia y China anunciaron que habían avanzado hacia el “santo grial del costo-efectividad de la energía solar”.

Según el profesor Max Lu de la Universidad de Queensland, Australia, el equipo ha crecido “los primeros cristales de oxido de titanio del mundo con la mayor cantidad de superficies reactivas, algo que fue predicho como imposible”. De esto se trata: el oxido de titanio – un mineral numeroso, renovable y no toxico, encontrado a menudo en la pintura blanca – es conocido por su capacidad de absorber rayos UV y producir electrones que pueden romper los componentes en su superficie. Eso lo hace útil para ventanas autolimpiantes y concreto “que absorbe la contaminación”. También puede ser utilizado en células solares de bajo costo y baja eficacia, también conocidas como células Gratzel. Hasta ahora, el desafío, abordado por la aplicación de oxido de titanio en colorantes se ha impuesto para que sea eficiente en una larga superficie del área, para que el material pueda absorber la luz y conducir la electricidad. Pero cosechar mas células reactivas de oxido de titanio de hecho seria un avance. Dice Lu:

“La belleza de nuestra técnica es que es muy simple y económico hacer esos materiales en condiciones templadas. Ahora que la investigación ha aclarado las condiciones requeridas, el método es como cocinar en un horno y los cristales pueden ser aplicados como pintura”.

Los investigadores también dicen que la tecnología puede ser utilizada para separar hidrogeno del agua para crear energía y decontaminar agua. Mientras podría pasar una década antes de que esta tecnología pueda ser utilizada en las células solares, dice Lu, las aplicaciones decontaminantes pueden estar a cinco años de distancia, hoy en día ya hay concretos que absorben CO2.

osido de titanio en células solaresUna investigación similar del año pasado acerca de tecnologías solares perjudiciales de bajo costo – en el Instituto NJ de Tecnología, en la Universidad de Massey, y especialmente en la Universidad de Notre Dame – también se apoya sobre monoestructuras para crear células solares de alta eficacia. Utilizando un componente disponible como el oxido de titanio en lugar de silicio en células solares no solo podría probar ser mas barato y mas eficaz, sino también, potencialmente mucho mas sustentable.

Vale destacar el origen de algunas de estas investigaciones: China. La energía solar barata no solo ayudaría a reducir la contaminación de algunas de las ciudades mas contaminadas, sino que también ayudara a reforzar la determinación de China de saltar por encima de USA y Europa con respecto a tecnologías sustentables, en un estilo de guerra de tecnología verde que no puede más que ayudar.

Comentarios Cerrados