¿Cómo funciona el sistema fotovoltaico?

EL sistema fotovoltaico convierte la luz solar directa en electricidad, sin generar ningún tipo de contaminación del aire o del agua.

Las células fotovoltaicas son hechas de al menos 2 capas de semiconductores, una capa con carga positiva y la otra con carga negativa.

Cuando la luz entra los sus fotones son absorbidos por el semiconductor, liberando electrones de la capa con celdas negativas para que fluya atreves del circuito externo y regrese a la capa con celdas positivas. Este flujo de electrones de electrones produce una corriente eléctrica.

Para aumentar su utilidad, decenas de células fotovoltaicas son interconectan y colocadas en un paquete llamado modulo, que esta sellado y es resistente a la intemperie.

Los módulos conectados en serie o en paralelo aumentan su voltaje pero la corriente se mantiene constante.

Si queremos aumentar el voltaje y la corriente los módulos deben estar conectados en serie y en paralelo, de esta manera se crea un campo fotovoltaico, el cual, por su flexibilidad permite crear sistemas de energía solar capaces de satisfacer una gran variedad de necesidades eléctricas, sin importar que tan grandes o pequeñas sean.