Chile no necesita energía nuclear

El físico italiano fue el principal orador de la Semana de Energías Renovables, evento realizado en Antofagasta. La elección de la ciudad no fue al azar. Una de las principales contribuciones de Rubbia está en el ámbito de la energía solar, que, a su juicio, debería ser la principal fuente de abastecimiento en nuestro país, quitando piso a la posible construcción de una planta nuclear en el norte de Chile.

Antofagasta ya no es la misma. En varios tramos no parece una ciudad de provincia, gracias a los rascacielos y hoteles de lujo apostados en la costanera, que miran las olas que rompen porfiadamente contra las rocas. El sol que juega con su reflejo en las dunas también se mira distinto, porque podría convertirse en una fiel e importante fuente energética, capaz de abastecer a nuestro país, cuya debilidad energética nos ha dejado literalmente en vela en más de una ocasión. Este escenario encontró Carlo Rubbia, el físico italiano ganador del Premio Nobel de Física en 1984, quien asistió como invitado principal a la Semana de Energías Renovables. Muy alto, de tono fuerte como buen italiano, conversó con LND sobre la necesidad de intensificar el uso de nuevas energías para impedir que el dióxido de carbono continúe contaminando al mundo.

-Usted formuló una pregunta abierta sobre cuánto dinero se invierte en tecnología y cuánto se invierte en la investigación sobre energías renovables. ¿Cuáles han sido los principales obstáculos en el desarrollo de nuevas fuentes de energía?

-No depende de mí dar una respuesta. Mi responsabilidad es hacer ver que esto es un hecho. Ahora, usted debería preguntar si concuerda con este hecho y qué piensa sobre el futuro de la humanidad y si para llegar a una solución aceptable se requiere de inversión. O al menos pensar cuánta inversión sería necesaria para prepararse para el futuro. Por un lado, el petróleo y el gas natural lentamente están disminuyendo y se están volviendo cada vez más caros. Hay más demanda y menos oferta. Por lo tanto, el desarrollo está yendo hacia cierta dirección, en el sentido de que se fortalece la necesidad de hacer cambios. Por otro lado, la cantidad de dinero destinada a esos cambios es muy baja.

-En general, ¿cuánto se está invirtiendo en energía?

-La máxima inversión en energía fue hace 25 años. Además, la materia que más tiene inversión en energía es la nuclear. Hoy se invierten dos tercios del desarrollo energético en energía nuclear. ¿Cree que es normal, que es razonable, considerando las dificultades que enfrenta el manejo de este tipo de energía? ¿No deberíamos invertir lo mismo, pero en energía solar? Esa es la pregunta. Los medios son formadores de opinión y mi punto es que soy científico y estoy sorprendido de lo poco que se invierte, porque tengo la sensación de que pronto nos vamos a ver en serios problemas, a menos que hagamos algo. Hay algunos cambios que se necesitan pronto, porque el cambio climático es real. Es cosa de mirar cómo era parte importante de la Patagonia hace 40 años y preguntarse cómo será en 40 años más. Y la otra pregunta que hay que hacerse es por qué esa situación no puede ser justificada para disminuir el consumo de CO2.

-¿Y usted cree que hay conciencia de eso?

-Obviamente, no. Hay una visión conservadora que asegura que el mercado solucionará esto. Hay gente hablando maravillas del verde aquí, el verde allá, pero, en la práctica, continúan haciendo lo mismo de siempre.

-Eso de ser verde es bien visto ahora, ¿usted ve hipocresía?

-¡Claro que es una moda, que no corresponde a la realidad! Si es hipocresía, depende cómo quiera llamarlo. Lo que sí veo es que los negocios siguen adelante de la misma forma y a nadie le preocupa que la sociedad utilice el carbón. Cuando se acaben el petróleo y el gas natural, van a empezar a usar carbón, lo que es inaceptable para el medio ambiente.

-En Chile hay varias plantas termoeléctricas que funcionan a carbón…

-Chile debería evitar el uso del carbón, porque tienen muchos otros recursos: energía solar, geotermia, eólica, toda clase de energías renovables que están abandonadas. Chile cometería un error si sigue con el carbón.

-Está en contra del uso del carbón porque produce demasiada contaminación, y por otro lado, el gobierno chileno está analizando la posibilidad de construir una planta nuclear acá en el norte. ¿Qué piensa de esa opción?

-La energía nuclear, dentro de las opciones energéticas, es más delicada, complicada y presenta más dificultades. La verdadera pregunta que hay que formularse es para qué hacer las cosas difíciles si se pueden hacer fáciles. La energía solar es extremadamente fácil y funciona maravillosamente. ¿Para qué meterse en los problemas que provoca la energía nuclear, con la larga duración de los desechos, las acciones terroristas? Chile no necesita plantas nucleares ni energía nuclear. Chile requiere destinar una cantidad razonable de recursos para hacer viable económicamente y financiar la investigación y desarrollo de energías renovables.

-Pero la energía nuclear produce menos dióxido de carbono, ¿no puede ser una alternativa?

-No puede ser una alternativa, porque lo que definitivamente produce menos dióxido de carbono es la energía solar. No es correcto comparar la energía nuclear con el carbón. Se debería comparar la energía nuclear con la solar o carbón con energía solar. Hay tres posibilidades: hay energía solar, nuclear y carbón. El carbón es malo y no funciona. Quedan la nuclear y la solar. En mi opinión, en Chile deberían ocupar energía solar.

-Ha habido algunas inversiones en energía solar. En un país como Chile, ¿cuánto tiempo podría pasar antes de que sea de uso masivo?

-Perdón, pero aquí no se ha puesto un centavo para fomentar la energía solar. La cantidad invertida en Chile es 10 megawatts, lo que es nada. No es suficiente, cuando lo que corresponde es fomentar y fortalecer el uso de esta energía. Aunque puedo ver a un ministerio que tiene un positivo punto de vista sobre esta materia, según lo que pude conversar con el ministro (Tokman). Aceptar la energía solar en Chile es una tremenda oportunidad para el país y me parece que, en una situación razonable, la energía solar tendrá ayuda y apoyo extra. Si me preguntan cómo será Chile en los próximos 20 ó 30 años, diría que habrá una enorme cantidad de energía solar. Conversé con el ministro y otras personas que están convencidos de que el camino que tiene que seguir Chile es el desarrollo de la energía solar. El sol es gratis.

Gobierno no descarta uso

El ministro de Energía, Marcelo Tokman, aclaró a LND que el Ejecutivo no descarta bajo ninguna circunstancia el uso de energía nuclear. La autoridad también asistió al evento e intercambió algunas palabras con Rubbia en torno al tema.

Consultado sobre si la inversión en energías renovables significaba el abandono al análisis del uso de la energía nuclear, Tokman señaló que “no está descartado, para nada. Una de las lecciones que hemos aprendido como país es la necesidad de diversificar la matriz energética y esa diversificación significa que no podemos descartar absolutamente nada”.

El ministro aseguró que la autoridad analizará cada una de las alternativas y “se tomarán decisiones sobre la base de ese estudio. Cuando en todo el mundo estamos viendo un esfuerzo muy grande por invertir en las energías renovables debido a la crisis energética, también hay que incluir la energía nuclear como forma para satisfacer nuestras necesidades energéticas de futuro. Hay que mantener controlada las emisiones de gases de efecto invernadero y por eso sería sumamente irresponsable descartar una de esas alternativas sin haber hecho el análisis serio correspondiente”. fuente: LA NACION