Calentadores Solares Chinos ganan a los Mexicanos

Los calentadores de agua solares mexicanos han sido desplazados por los fabricados en China, debido al rezago tecnológico en la materia, por lo que los de importación acaparan 85 por ciento del mercado nacional, sostuvo el investigador e integrante de Greenpeace, Rubén José Dorantes Rodríguez.

Subrayó que a pesar de que desde 1940 se fabrican en el país los calentadores a base de la energía solar, principalmente para albercas y uso residencial, en los últimos 30 o 40 años esos artículos mexicanos registraron pocos cambios tecnológicos a pesar de su demanda.

Esa situación, aseguró en entrevista, la aprovecharon los fabricantes chinos, quienes además de buscar tecnologías más avanzadas, encontraron un esquema de comercialización muy agresivo que se les ha funcionado a nivel mundial.

En México, indicó, los productores chinos acapararon 85 por ciento del mercado nacional, a pesar de que sus precios son similares a los de producción mexicana.

Una de las innovaciones de los calentadores chinos, abundó, es el uso de ‘tubo evacuado’ que aprovecha más la energía solar, pero los fabricantes mexicanos no se han atrevido a mejorar su productos y otros prefirieron mejor importarlos.

El también coordinador de Ingeniería Física de la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco, lamentó que el potencial que representa esa industria no se haya aprovechado, pues representa ahorros en el gasto familiar al sustituir el gas natural, LP y diesel por energía solar, de hasta 80 por ciento y son anticontamiantes.

Subrayó que a pesar de la innovación que representa el uso del tubo evacuado, en México no se fabrica, situación que consideró que también han desaprovechado los industriales mexicanos.

‘Es increíble que ante la gran demanda de tubo evacuado, no haya un solo tubo evacuado que se fabrique en México; estamos instalando medio millón de metros cuadrados al año en México de calentadores solares y no existe ni una fábrica, todo se importa’, resaltó.

Además, dijo que el gobierno tampoco ha contemplado aprovechar esas ventajas, en sus programas de desarrollo de vivienda, para incorporar ese tipo de tecnologías de aprovechamiento de energía solar y de uso racional del agua y la luz, entre otros.

Comentó que aunque esta situación no pone en riesgo a la industria mexicana, que apenas empieza el proceso de modernización que desde hace muchos años debió hacerlo, han dejado el camino libre a los fabricantes chinos. Notimex

Comentarios Cerrados