Agua Caliente con Energía Solar

La energía solar es un recurso aprovechable en casi cualquier lugar del mundo, aunque lógicamente, el rendimiento de la instalación no es el mismo en todos los sitios. Nuestro país es un lugar privilegiado para la utilización de esta renovable, y de hecho su utilización para la generación de agua caliente ya es obligatoria en todo el Estado Español.

Existen diferentes tipos de sistemas solares térmicos, que van desde el más sencillo hasta el más complejo. Veámoslos un poco más de cerca.

Agua caliente con termosifón. Es el sistema más sencillo. Es completamente mecánico y sencillo de instalar; se le puede solicitar a un fontanero. El colector solar tiene un depósito de agua
y no es necesario ningún sistema de control electrónico ni bomba hidráulica, ya que el agua caliente cae hasta el grifo de la vivienda por acción de la gravedad. Además del sistema más sencillo, también es el más económico. Ahora bien, su uso está limitado a familias de hasta cuatro personas, porque el depósito no da más de sí.

Placas planas: son un tipo más complejo de sistema solar térmico. Aquí conviene hacer una aclaración sobre la terminología usada. Dentro del sector, a las placas para la energía solar térmica se las llama colector solar; comúnmente se usa el término placa o panel solar, que también puede aplicarse a los módulos fotovoltaicos. Un módulo, sin embargo, siempre es fotovoltaico.
Estas instalaciones ya requieren de un sistema hidráulico más complejo que necesita un sistema de control electrónico, y unos circuitos hidrálicos más complejos.

Tubos de vacío. Los tubos de vacío son colectores de alto rendimiento. El tubo que atraviesa el colector y cuyo líquido interior es el que acumula el calor solar, está envuelto en cilindros de cristan que están al vacío; al ser el aislamiento mayor, la temperatura que alcanza el agua también lo es. Este tipo de placas se utilizan para calefacción -que requiere de una mayor temperatura- o para generar agua caliente cuando la orientación del tejado no es directar hacia el sur.

Concentrador solar. Una reciente innovación en energía solar es el concentrador solar que genera simultáneamente electricidad y calor para el agua y calefacción. Sale algo más caro, pero es especialmente útil cuando se quiere vender la electricidad o generar agua caliente para grandes instalaciones, como hospitales, hoteles y similares.