Abengoa abre la mayor central termosolar de ciclo combinado

Abengoa inauguró la semana pasada en Ain Beni Mathar, al este de Marruecos -provincia de Jerada-, la mayor central termosolar de ciclo combinado del mundo. Será el primer gran parque solar para el país magrebí -20 MW procedentes de esta fuente de energía y 160 hectáreas de superficie-, que ya cuenta con grandes parques eólicos. “La producción media anual de la central es de 3.538 GW/h, lo que representa el 14% de la energía consumida en Marruecos durante todo el año 2009, que fue de 25.009 GW/h según el Office National de l’Electricité (ONE)”, explica a este periódico Daniel Menchaca, responsable del Departamento de Nuevas Tecnologías y Medio Ambiente de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Rabat.

Las nuevas instalaciones, que fueron inauguradas la semana pasada por el monarca Mohamed VI, han tenido un coste global de 4.600 millones de dirhams -415,9 millones de euros-. El proyecto ha sido financiado por el Banco Africano de Desarrollo (BAD), el Instituto de Crédito Oficial español (ICO) y el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF) a través de una concesión de 34,4 millones de euros y el aval del ONE.

La creación de la central termosolar se enmarca en la apuesta decidida de las autoridades marroquíes por las energías renovables, que explica el alto coste de la factura energética para un país que importa casi la totalidad de su consumo nacional -su tasa de dependencia del 97,3%- y que cuenta con las condiciones geográficas idóneas. La planta de Ain Beni Mathar, que permitirá reforzar considerablemente los medios de producción nacionales así como las redes de interconexión de la región oriental de Marruecos con Argelia, funcionará con gas natural como combustible. Además, la central construida por Abengoa permitirá reducir el consumo de agua desde los 5,4 millones de metros cúbicos a los 850.000 metros cúbicos al año, lo que supone un ahorro de agua del 80%. La central de Ain Beni Mathar será ampliada gracias al llamado Plan Solar Marroquí con un macroparque de 400 MW, que contará con una superficie de 3.000 hectáreas. El país magrebí estima que a través de este plan se logrará producir en 2020 2.000 MW a través de cinco grandes centrales y gracias a una inversión de 7.168 millones de euros, lo que representaría el 40% de la producción energética del país.

Hasta la puesta en marcha de esta central, los proyectos con tecnología solar habían sido de menor envergadura. Algunos ejemplos son la instalación de kits fotovoltaicos enmarcados en el Plan de Electrificación Rural Global (PERG), los calentadores solares de agua o la central fotovoltaica de 50 kW que se levanta en Tit Mellil, en el entorno de Casablanca.

Al margen de Abengoa, hay más participación empresarial española en el proyecto: Rioglass Solar se encargó de fabricar los 78.000 espejos cilindroparabólicos que se han desplegado en un área de 183.000 metros cuadrados (equivalentes a 25 campos de fútbol).

Fuente: diariodesevilla.es